Celebrar la Navidad y mejorar nuestros hábitos nutricionales

Ya están aquí las Navidades, parece que fue ayer cuando tomamos el roscón de las pasadas. Como cada año nos disponemos a compartir buenos momentos en familia y con amigos y siempre, como no, alrededor de una rica comida, como manda la tradición. Y las buenas tradiciones hay que conservarlas.
Por otro lado, todos tememos estas fiestas ya que solemos comer de más. Pero esto no debería preocuparnos si sabemos comer con cabeza el resto del año.
Así que, aprovechando mi primera cena de Navidad con los amigos, vamos a repasar algunos hábitos que deberíamos conservar después de las fiestas.

Es importante cuidar los detalles en la mesa.

Sigue leyendo

Desayuno variado, desayuno divertido (y saludable)

¿Nunca os habéis preguntado porque desayunamos cada día lo mismo? En cambio las comidas del medio día y las cenas las variamos más. ¿Cuál puede ser la causa? ¿Estamos muy dormidos para ponernos a preparar algo más complicado que un café y una tostada? ¿Nos parece que no nos dará tiempo a preparar cosas nuevas? ¿Nos acostumbramos a algo y es difícil cambiar la rutina? ¿Todo esto al mismo tiempo?
Mientras meditamos cuál será esa misteriosa causa que a los humanos nos hace tan difíciles los cambios, os vamos a proponer algunos desayunos rápidos y diferentes del café y tostada habituales.

Cafe con tostada de pan de maíz, mijo y arroz con mermelada de higos.

Sigue leyendo

La «alegre» dieta del verano

Cómo nos gusta el verano. Es la estación más querida por todos, bueno o por muchos. La verdad es que no tengo ninguna estadística a mano que me confirme esto. Y la razón es que tiene muchas cosas a su favor: el buen tiempo, las vacaciones, los viajes a lugares diferentes de nuestro lugar de residencia, el cambio de rutina, incluso el cambio en la forma de vestir, el descanso y por supuesto, también el cambio en la dieta.

Playa

Sigue leyendo

¿Cuál es el tamaño ideal de mi ración?

Uno de los principios más importantes de la alimentación saludable es el de “Alimentación suficiente”.  Podemos comer de forma variada e incluso equilibrada pero si no cumplimos también con la cantidad adecuada de alimentos, estaremos comiendo de forma poco saludable.
Si yo consumo alimentos de todos los grupos (cereales, legumbres, lácteos, fruta, verdura, legumbres, pescado, carne, frutos secos) eso está muy bien. Si yo conozco las proporciones en las cuales estos grupos de alimentos deben estar en mi plato, eso está igualmente muy bien. Pero si, finalmente, en vez de servirme dos cazos del plato me sirvo tres o cuatro, o pierdo la noción de lo que me sirvo, esto tirará por tierra todo lo demás.

Un buen plato de 15 albóndigas con puré de patatas

Sigue leyendo